Capilla de Mocha

Capilla de Mocha

Pueblo de Mocha

La Iglesia de Mocha forma parte de un conjunto de espacios religiosos construidos en el altiplano, en el marco de la evangelización cristiana propiciada por la Corona española desde el siglo XVI en adelante, impartida a las comunidades indígenas de esta región.

Este adoctrinamiento con el tiempo dio cuenta de un proceso de síntesis cultural y religiosa entre ambos pueblos. La que se manifestó en distintos ámbitos como el arte, la arquitectura, en las celebraciones religiosas y en sus tradiciones.

De acuerdo a documentos encontrados, la fecha de la construcción de la Iglesia es entre los años 1575 y 1578 aproximadamente. Siendo preciso señalar, que es posible que antes de la creación de este espacio religioso, sólo haya existido en este lugar un oratorio.

Esto se explica porque la evangelización fue un proceso que tuvo distintas etapas. Así, en sus inicios la evangelización se efectuaba en "pequeños adoratorios, oratorios o templos, con un altar y una cruz. Por lo tanto la construcción de las iglesias con altar y retablo, como la que hay actualmente en Mocha y áreas aledañas a la región, fueron construidas posteriormente con el fin de impartir la catequesis y llevar a cabo celebraciones litúrgicas.

La iglesia de Mocha ha sido un espacio donde parte de la cosmovisión y tradiciones andinas, han pervivido a través del sincretismo religioso y cultural. Expresión de esto es la ubicación de la Iglesia de Mocha en la cima de un cerro, espacio de fuerte valor simbólico para los indígenas -quienes consideraban a los cerros como lugares sagrados y de celebración.-

Las tradiciones y el sincretismo religioso también se hacen presentes en fiestas religiosas como la celebración de San Antonio y la Virgen de la Candelaria -patronos del poblado de Mocha- o en la fiesta de la Cruz de Mayo.

Esta construcción religiosa ha sido afectada por un número no menor de sismos (1868, 1876, 2005), desastres naturales e incendios (1938), siendo reconstruida igual número de veces. Ocasiones en que la comunidad de Mocha ha desempeñado un rol activo en los trabajos de reparación.

Para sus habitantes la Iglesia de Mocha es un espacio altamente valorado, un lugar de encuentro donde aún perviven parte de sus ritos y tradiciones ancestrales. Sus antepasados desarrollaron diversas prácticas como el adobe y la paja brava entre otras, las cuales posibilitaron la sustentabilidad ambiental, económica y social del entorno. Técnicas ancestrales que han corrido peligro de extinción, pero que con el paso del tiempo la comunidad es cada día más consciente de la necesidad de resguardarlas.

Antecedentes Arquitectónicos

La Iglesia de Mocha se ubica en el sector del atrio, destinado a las ceremonias del poblado. Su estilo arquitectónico corresponde al Barroco Andino, en tanto su arquitectura expresa una síntesis entre elementos provenientes del mundo hispano y las comunidades indígenas, que habitaron la región andina en periodos anteriores a la presencia española, como la cultura Tiwanaku, la Quechua, la Inca y Aymara principalmente.

En esta iglesia tanto la arquitectura como los espacios interiores fueron concebidos como lugares de culto religioso católico, los que por lo general eran sitios cerrados en torno al cual se reunían los fieles. Por otra parte el aporte indígena está presente en la forma de la iglesia de Mocha, que como otras de la zona, se construían buscando asimilar la figura de un cerro -en referencia a lo sagrado de estos lugares para la concepción indígena.

En su construcción original se usaron técnicas y materiales de la zona como el adobe, la piedra, la tierra, la paja. En las reparaciones y cambios posteriores no siempre se han usado los materiales originales, como es el caso de los cielos, donde en algunas ocasiones se instalaron planchas de calaminas traídas desde las salitreras, afectando la aislación térmica de la iglesia, ya que este material no funciona como aislante natural, que sí cumple la paja brava.

Su gran tamaño no es habitual en las Iglesias del altiplano, contando con una superficie total de 423 m construidos. Posee una planta de cruz latina de una sola nave de 31 m de largo por 6,5 m de ancho aproximadamente. Sus muros alcanzan un alto de 4,5m y 30 m en los frontones y tímpanos, acentuando la sensación de amplitud tanto al interior como al exterior de la construcción.

En ambos lados el edificio cuenta con capillas laterales, dos contrafuertes y un campanil de madera. En su fachada sobresale el portal de acceso, trabajado en piedra policromada, elemento que identifica a la construcción con el estilo Barroco Andino.

La iglesia ha tenido múltiples reparaciones, restauraciones, modificaciones y pérdidas a través de los años. Siendo una de las más significativas el extravío de pinturas y elementos ornamentales de la escuela Quiteña, Cuzqueña y Arequipeña de alto valor económico y significativo para la comunidad.

(1) Advis Patricio en Apuntes "La Doctrina de Tarapacá en el siglo XVI, Perfil Administrativo- Eclesiástico en Tarapacá: Una aventura en el tiempo", Taller de Estudios Regionales. Iquique Chile. 1994. Pág. 13

DS 5058 (1951)

imagen mime_pdf.png

Clasificaciones

Denominación: Capilla de Mocha

Mapa

Formulario de Feedback

  • Diseño
  • Arquitectura
  • Contenido
  • Ingeniería