Predios denominados San Francisco de Lagunillas y Quillayal

Hacia la Cordillera desde San José de Maipo, Santiago.

Los predios denominados San Francisco de Lagunillas y Quillayal se ubican hacia la cordillera desde San José de Maipo y forman parte del Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad de la Región Metropolitana N° 4: El Morado, abarcando 13.426 ha. de extensión.

Se caracterizan por ser parte de un ecosistema de montaña representativo de dos ecorregiones que han sido consideradas como áreas geográficas que sustentan una alta biodiversidad de Chile central, además de concentrar una importante muestra de especies de flora y fauna nativas, muchas de las cuales son endémicas.

En la zona de baja montaña prolifera flora de matorral y bosque esclerófilo como el quillay, maitén, peumo, litre, olivillo, lun y colliguay. En las laderas de exposición norte predominan especies xerófitas más resistentes a la falta de humedad como puyas, quiscos y espinos.

En el sector se reconocen rasgos de alto valor escénico ligados a recursos hídricos, fenómenos geológicos y procesos orográficos que han moldeado el terreno montañoso y los estrechos valles de las cuencas precordilleranas. Así también se han encontrado vestigios arqueológicos con hallazgos de material lítico, que dan cuenta de la presencia de poblaciones prehispánicas.

En el año 2005 se creó el Plan Santiago Andino, proyecto instaurado por el SAG, ONG Sustentable, y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile. Este plan tenía por fin disminuir la ganadería intensiva, altamente nociva para la flora y fauna del sector, potenciar el turismo y fomentar la producción sustentable. Se recomendó a los propietarios del santuario abrirlo paulatinamente a la comunidad.

Ese mismo año, los predios recibieron la categoría de Zona de Interés Científico para Efectos Mineros otorgada por el Ministerio de Minería y que restringió la explotación minera en favor de la conservación del ecosistema.

Los predios son parte de la propiedad de Sara Larraín, particular que se comprometió con la creación de circuitos de recorridos para educación ambiental y turismo. Asimismo se ha reducido la masa ganadera considerablemente, con la aspiración a mediano plazo de erradicarla. Junto con lo anterior, se han plantado 20 hectáreas de quillayes en lugares antiguamente sobrepastoreados.

Al poseer amplios méritos de carácter ambiental, en el año 2008, los predios fueron declarados Monumento Nacional en la categoría de Santuario de la Naturaleza.

DE 775 (2008)

imagen mime_pdf.png

Plano Predios denominados San Francisco de Lagunillas y Quillayal

imagen mime_pdf.png

Clasificaciones

Denominación: Predios denominados San Francisco de Lagunillas y Quillayal

Mapa

Formulario de Feedback

  • Diseño
  • Arquitectura
  • Contenido
  • Ingeniería