Pueblo de Isluga

Pueblo de Isluga

Isluga es una pequeña localidad fronteriza entre Chile y Bolivia. Tanto sus edificaciones como el quehacer cultural de sus escasos habitantes, reflejan la riqueza del sincretismo entre el mundo indígena y occidental.

En la comuna de Colchane se ubica Isluga, una localidad fronteriza entre Bolivia y Chile. En medio del altiplano su historia se remonta a períodos prehispánicos. Numerosos sitios arqueológicos confirman que este lugar fue un importante centro ceremonial para culturas andinas. Junto al río, del mismo nombre que el poblado, se fue gestando un pequeño asentamiento de agricultores, que asumió sus actuales características mediante el sincretismo de la cultura aymara con la colonización y evangelización occidental.

La estructura del poblado es en forma de tablero y la mayoría de sus viviendas son construidas en base a piedra y barro. Algunas de ellas conservan hasta hoy los tradicionales techos de paja brava y se hallan orientadas hacia el sol. En su interior, empotrados en sus paredes, se encuentran antiguos camastros de barro.

Dentro de las edificaciones destaca su iglesia, la que responde al estilo constructivo característico de esta zona que se ha denominado como etno-vernacular andino. Está compuesta por una nave principal y un campanario ligeramente separado, práctica común de las iglesias de este sector. Este último alcanza 12 metros de altura y posee dos cuerpos.

Su sistema constructivo es el de muros apircados de piedra no canteada, unido por argamasa y terminado en un estuco de cal, el que le otorga el característico color blanco. El techo es a dos aguas y está cubierto por tejas de tierra cocida. Su data es del siglo XVIII, periodo en que se incrementó la acción evangelizadora de la Iglesia Católica sobre las comunidades altiplánicas.

La Iglesia se encuentra rodeada por un muro de piedra y adobe, coronado por piedras labradas que forman arcos de medio punto. El muro envuelve la plaza lateral o kancha, de gran relevancia para las ceremonias religiosas locales. Posee tres entradas: la principal al oriente y dos laterales (una al norte y otra al sur), también establecidas por arcos de medio punto.

El centro ceremonial y el pueblo en general, son expresión de un complejo proceso de sincretismo cultural y étnico que se manifiesta tanto en su valor arquitectónico como en la riqueza simbólica del poblado. Tales características le valieron su declaración en 1992 como Zona Típica. Esta nominación buscó contribuir a la protección de la localidad, junto con la regularización de la construcción de nuevas edificaciones que no tuviesen relación con el entorno del poblado.

Actualmente, pese a la escasez de habitantes, el pueblo de Isluga continúa siendo un espacio fronterizo que se caracteriza por su valor ceremonial para las comunidades del altiplano.

DS 36 (1992)

imagen mime_pdf.png

Clasificaciones

Denominación: Pueblo de Isluga

Mapa

Formulario de Feedback

  • Diseño
  • Arquitectura
  • Contenido
  • Ingeniería