Pueblo de Tarapacá

Pueblo de Tarapacá

Pueblo de Tarapacá, localidad cercana a Iquique, importante centro religioso católico y escenario de la Guerra del Pacífico.

El Pueblo de Tarapacá se ubica tras bajar la Quebrada de Tarapacá, en la I región del país, 102 kms. al sudeste de la ciudad de Iquique. Se estima que su ocupación data del siglo XII, cuando el poblado formaba parte del Camino del Inca. Se sabe que en la expedición de Diego de Almagro de 1536 ya estaba habitado. Su nombre se debe a San Lorenzo, patrono celebrado todos los 10 de agosto. Por su buen clima y tierras fértiles fue rápidamente ocupado en los primeros años de la conquista. Durante toda la colonia funcionó como un importante centro religioso dependiente del Obispado de Arequipa, Perú. En esta localidad se sucedieron numerosos hechos bélicos de importancia a fines del siglo XVIII y comienzos del XIX, como la ocupación por parte de las tropas de Túpac Amaru II, de Túpac Catari y de Tomás Paniri sublevaciones que fueron sofocadas por las tropas virreinales enviadas desde Arequipa y Arica. Fue también escenario de las luchas por la independencia peruana y de la Guerra del Pacífico. En este lugar se libró la Batalla de Tarapacá, luego de la cual el pueblo fue integrado a Chile por el Tratado de Paz de Ancón, firmado entre Chile y Perú en 1884.

A nivel arquitectónico conserva edificios coloniales y del siglo XIX. Destacan cinco inmuebles que han sido declarados Monumentos Nacionales. En primer lugar y como hito de mayor importancia dado su uso cultural, la Iglesia Parroquial de San Lorenzo fue construida en el año 1720 según consta en la inscripción existente en su puerta principal. Conformada por una nave principal de forma rectangular y, probablemente, dos sacristías, guardando la clásica disposición simétrica en forma de cruz. Posee muros de adobe de 1,70 mts. de espesor y un sistema estructurado de madera por el exterior. La techumbre, originalmente a dos aguas, fue cambiada por una de mojinete a tres aguas, como otras construcciones de la época en la zona. De estructura de madera su cubierta era de cañas y una capa de argamasa de tierra con paja. En el siglo XIX se le incorporó a la nave principal un cielo de tablas machihembradas. A lo largo del siglo XX se deterioró producto de incendios y sismos. De hecho el terremoto del año 2005 provocó un colapso generalizado de su estructura, ante lo cual debió ser restaurada una año más tarde para la continuación de la celebración religiosa.

A la Iglesia de San Lorenzo se suman el Palacio de Gobierno o Ex Intendencia, el Convento de las Carmelitas, el Monolito de la Guerra del Pacífico que conmemora la Batalla de Tarapacá, donde fue derrotado el Ejército de Chile por las tropas aliadas del Perú y Bolivia y por último el Gigante del Cerro Unitas, geoglifo antropomorfo de 84 metros de largo trazado en el cerro Unitas, por los antiguos pueblos habitantes de la zona.

Por su valor como pueblo tradicional y en virtud de los edificios que reúne, característicos de distintos procesos históricos acaecidos en el Norte Grande, el pueblo de Tarapacá fue declarado Zona Típica en 1973.

Actualmente ha perdido gran parte de su población albergando alrededor de 100 habitantes, sin embargo, luego de la restauración de su Iglesia posterior al terremoto del año 2005, la fiesta de San Lorenzo se ha celebrado ininterrumpidamente.

DS 725 (1973)

imagen mime_pdf.png

Clasificaciones

Denominación: Pueblo de Tarapacá

Mapa

Formulario de Feedback

  • Diseño
  • Arquitectura
  • Contenido
  • Ingeniería