CAMPANARIO DE TOCONAO
Imprimir ficha   CERRAR
Identificacion
ESPACIO
Nombre o título :  CAMPANARIO DE TOCONAO
Categoría :  Monumento Histórico 
ESPACIO
Decretos
Decreto Fecha Decreto Diario Oficial
D.S. 5058
06-07-1951  
Ubicación
Región :  Antofagasta
Provincia :  El Loa
Comuna :  San Pedro de Atacama
Dirección :  Pueblo de Toconao
Expediente
Datos Específicos
Tipo Monumento :  Inmueble
Antecedentes Históricos
Toconao es un pueblo ubicado a 2.475 metros de altitud y compuesto por alrededor de 550 habitantes. En su centro neurálgico se encuentra el Campanario, de un blanco radiante que domina las desiertas calles. La leyenda dice que fue construido a mediados del siglo XVIII, separado a unos 10 metros de la Iglesia de San Lucas de Toconao, un pequeño templo cuya capacidad no supera las 40 personas, y que fue construida en piedra, en la misma época que se hizo el campanario. Ambos han podido sobrevivir a el tiempo y los embates de la naturaleza.

El campanario consiste en una torre construida en tres cuerpos de barro y piedra separados por cuidadas cornisas, rematadas en el techo por pináculos y esquineros, más un antetecho correspondiente a su cúpula de cardón (madera de cactus). Vanos en el segundo y tercer nivel dan cabida a las campanas. Su construcción es de sillares de piedra unidos con argamasa de barro, estucado y blanqueado. Es todo un símbolo de la arquitectura atacameña, que suele ser reproducido a escala por los artesanos en piedra de Toconao.

La estricta tradición de Toconao dice que si al campanario sube una soltera, ésta nunca encontrará marido, y que si lo hace una casada, se quedará viuda. Actualmente, la campana se toca con un martillo y anuncia grandes eventos del pueblo: nacimientos, matrimonios, muertes y fiestas populares.

La iglesia y el campanario, están al cuidado de la congregación de monjas de la orden Jesús Verbo y Víctima.

El pueblo de Toconao -lugar de piedras, en lengua originaria- fue fundado e 1557 por Velásquez Atamirano en un oasis de la Quebrada de Jerez, en tierras de la cultura atacameña. La actividad del pueblo se basa en la talla de diversas esculturas de piedra volcánica, y miniaturas de los mismos, que, son extraídas de una cantera propia de la comunidad indígena.