CAMPAMENTO SEWELL
Imprimir ficha   CERRAR
Identificacion
ESPACIO
Nombre o título :  CAMPAMENTO SEWELL
Categoría :  Zona Típica 
ESPACIO
Decretos
Decreto Fecha Decreto Diario Oficial
D.E. 857
27-08-1998 27-08-1998 
Ubicación
Región :  Libertador Gral. Bernardo O'Higgins
Provincia :  Cachapoal
Comuna :  Machalí
Dirección :  Ladera del Cerro Negro, en la precordillera de Los Andes, 53 kms. al oriente de Rancagua.
Dominio :  PRIVADO
Expediente
Datos Específicos
Antecedentes Históricos
Límites: por el Sur eje de la quebrada El Teniente; por el oriente, el borde oriente del inclinado 45 e inicio de planta dde molienda por el oriente; por el norte muro de contención, ex-límite del campamento americano y taller de recuperación de carros; por el poniente Puente Rebolledo, eje ex-línea de ferrocarril y límite del gimnasio). Los orígenes de Sewell se remontan a 1904, cuando William Braden inició su habilitación, formada ya la empresa Braden Copper Company, con capitales norteamericanos. La Braden Copper obtendría autorización oficial por parte del gobierno de Chile para explotar el yacimiento de cobre de El Teniente en 1905. Hasta mediados del decenio siguiente, el campamento establecido era pequeño y se había desarrollado en forma dispersa, es decir, sin un núcleo ordenador. Este primer sector habilitado se denominó “Pueblo Hundido”; surgiría otro con el nombre de “El Establecimiento”. El asentamiento contaba con una planta concentradora, una planta hidroeléctrica, andariveles para el transporte de los minerales, y una primera fundición; por 1909 se construyó la primera fábrica de ácido sulfúrico. La mayoría de los obreros vivía en “colectivos” para solteros, si bien había algunas viviendas para casados. En los inicios de la explotación cuprífera, el mineral era trasladado en carretas hasta Graneros, y de ahí transportados por ferrocarril hasta Valparaíso, donde se embarcaba con destino a los mercados internacionales. En 1907 comenzó la construcción de la línea férrea entre Sewell y Rancagua, la que fue puesta en uso en 1911. El asentamiento tomó el nombre de “Sewell” en 1915, homenajeando al primer presidente de la Braden Copper Co., Sr. Barton Sewell, quien había muerto ese año. Aumentaron las instalaciones industriales -una nueva fundición, entre otras-, y comenzó la construcción del Barrio Americano, en la ladera norte del Cerro Negro, destinado a albergar a los técnicos norteamericanos y sus familias. Se construyeron en Sewell instalaciones de servicios: hospital -en la época, un modelo en su género-, cuartel de bomberos, Centro Social. En 1916, la Braden Copper Co. pasó a ser filial de la Kennecott Corporation, tras adquirir esta última el 95% de sus acciones. La Primera Guerra Mundial determina un aumento de la demanda del cobre y un crecimiento explosivo del Campamento: por 1918 vivían en él 14.000 personas. Se diversificó el tipo de viviendas y aumentaron las construcciones de servicios. En 1921 entró en servicio la nueva gran Fundición de Caletones; los minerales se trasladaban desde la mina por medio de un andarivel de 6 kilómetros de largo. El asentamiento tomó carácter de verdadera ciudad, al complejizarse sus instalaciones y al ampliarse la diversidad de espacios de sociabilidad para sus habitantes: -academia de baile, conjunto teatral, estudiantina, etc-. Por otra parte, la ciudad comienza a articularse en torno a la Escalera Central, tomando los rasgos que la caracerizarán en su madurez. Durante los decenios siguientes Sewell alcanzó su máxima extensión; en 1960 vivían en él 15.000 habitantes. En 1967 el Estado adquirió el 51% de las acciones de la Braden Copper Co. A partir de ese año se realizó la llamada “Operación Valle”, que trasladó a los habitantes de Sewell, Colón y Caletones a vivir a Rancagua; se inició entonces el despoblamiento del Campamento Sewell. Para el traslado desde la ciudad hasta el lugar de trabajo se construyó la Carretera del Cobre (1969). En 1971 se nacionalizó la gran minería del cobre, y la Braden Copper pasó a llamarse El Teniente. Hoy en día lo que queda de sus instalaciones albergan a personal que labora en la mina, pero el lugar ya no tiene vida de ciudad. En 1977 vivían en Sewell tan sólo 1.500 habitantes. Hacia 1981 comienzan las demoliciones y empiezan a operar los efectos del abandono. Lo que subsiste hoy corresponde tan sólo al núcleo central del campamento. Hay varios tipos de construcciones: edificios con unidades habitacionales del tipo departamentos, edificios de servicios -de mayor envergadura-, viviendas para trabajadores solteros -llamados “camarotes”, un buen ejemplo son los edificios llamados “Sorensen”-, y viviendas aisladas unifamiliares, similares a las del demolido barrio americano. En general son construcciones de maderas nativas, donde se ha aplicado el sistema de Balloon Frame, el cual proporciona el soporte a cubiertas de plancha de metal ondulado y paramentos de estucos sobre malla o plancha metálica, dispuesta directamente sobre la estructura. Hay edificios de tres o cuatro pisos, todos de madera, y esto es algo excepcional. Lo que queda en Sewell presenta algunos problemas puntuales de putrefacción, pero no riesgo estructural. Como edificios individuales destacados debe mencionarse al antiguo Hospital, antigua Escuela Industrial, Club Social, edificio Nº152 -único erigido contra la pendiente del cerro, con nueve plantas escalonadas-, la estructura conocida como Punta de Rieles, el puente Rebolledo, entre otros. El asentamiento está diseñado de una manera bastante excepcional; la localización de los edificios se ve condicionada por la topografía del terreno; las vías de tránsito interno son exclusivamente peatonales, por senderos y escaleras. El conjunto se organiza en torno a la gran Escalera Central, que es el espacio público principal, y a partir de la cual se enlazan diferentes plazuelas, a través de senderos y escaleras secundarias. En el diseño urbano no hay principios geométricos, y menos unidades asimilables a manzanas. El desarrollo de Sewell respondió al desafío de establecer un asentamiento urbano en un lugar de extremadamente difícil topografía y gran aislamiento. Muestra un esquema de ensayo-error-rectificación que refleja la habilidad del hombre para adecuarse a los condicionantes de un medio hostil, que en este caso cobró numerosas vidas humanas, en repetidas tragedias. La construcción de las primeras viviendas, entre 1904 y 1911, particularmente en Pueblo Hundido, no resultó afortunada por cuanto ellas se abigarraban sobre empinadas laderas de fuerte pendiente, lo que las exponía al peligro potencial de rodados y avalanchas, que se hizo efectivo en varias oportunidades. Por otra parte, se advirtió y quiso corregir la excesiva atomización de la comunidad, que dificultaba la necesaria sociabilidad en la soledad del paraje. De ahí que a partir de fines de la segunda década del siglo se busca concentrar las instalaciones en la ladera del Cerro Negro, articulándolas entre sí. Sewell se desarrolla como ciudad con una concepción integradora, y en base a la hipótesis de que la circulación interna en ella será sólo peatonal. Tras constatar que la vertiente soleada del Cerro Negro era la más apta para la habitación humana, y la ladera sur la más adecuada para los procesos industriales, se reordenan las instalaciones: la labor de fundición se radica en Caletones y se reinstala el equipamiento para la concentración del mineral. La ciudad se articula en torno a la gran avenida-escalera, la cual se origina en la Estación del Ferrocarril y se encarama sobre la abrupta pendiente. Desde este eje se desprenden los numerosos pasajes de acceso a las diferentes edificaciones, que se ubican en general siguiendo las curvas de nivel y se conectan entre sí originando una intrincada red que no deja de destinar espacio a plazuelas, juegos infantiles, etc., y que ofrece diversos caminos para llegar al mismo punto. El Campamento Sewell es propiedad de CODELCO Chile, empresa estatal productora de cobre. Sus autoridades están hoy comprometidas con la conservación de este conjunto, y están implementando un sistema de visitas guiadas en él. Para mayor información lo invitamos a visitar el sitio sobre el Campamento Sewell de CODELCO CHILE Fuentes: Propuesta de Estudio para la Conservación, Renovación y Reciclaje del Campamento y Edificios de Vivienda y Equipamiento de Sewell (División El Teniente, CODELCO). Pontificia Universidad Católica de Chile, Facultad de Arquitectura y Bellas Artes, Dirección de Proyectos e Investigaciones. Santiago, 1991.
Imagen Monumento
Galeria de Imagenes 
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Reproducción, foto antigua
Fundición Minera de Caletones, Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell, Edificios 107 y 108
Campamento Sewell
Fundición Minera de Caletones, Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell, Edificio 106
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Fundición Caletones, Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
Campamento Sewell
SW
SW
SW
SW
SW
SW